Exploración y producción de hidrocarburos en España

Descripción

El aprovechamiento del petróleo y del gas natural, recursos minerales procedentes de la generación y acumulación natural de hidrocarburos, requiere previamente una fase exploratoria para la localización de posibles yacimientos de hidrocarburos (sustancias minerales compuestas por combinaciones de carbono e hidrógeno junto a pequeños porcentajes de otros minerales).

Dónde se encuentra

La existencia en la naturaleza de estos yacimientos de hidrocarburos, depende de la coincidencia en el tiempo geológico de los siguientes elementos:

  • Una roca madre en la que se han generado los hidrocarburos a partir de acumulaciones masivas de sedimentos orgánicos.
  • Una roca almacén compuesta de areniscas o calizas, porosas y permeables, a la que han migrado, dada su movilidad como fluidos, el petróleo y gas natural generados en la roca madre.
  • Un sello impermeable, típicamente formado por arcillas o evaporitas que impiden la migración de los hidrocarburos.
  • Una trampa efectiva para la acumulación de hidrocarburos.

Estos elementos forman el sistema petrolero en la definición clásica de yacimiento de hidrocarburos.

Por ello, las actividades de exploración e investigación de hidrocarburos requieren la aplicación de tecnologías muy diversas para la realización de estudios geofísicos (aeromagnéticos, gravimétricos y sísmicos) y, en su caso, la perforación de sondeos exploratorios que permitan localizar yacimientos de hidrocarburos cuya explotación resulte técnica y económicamente viable.

De manera genérica, la extracción de hidrocarburos en los yacimientos convencionales se realiza mediante pozos que alcanzan en profundidad la roca almacén, donde se encuentra el hidrocarburo, y a través de los cuales el hidrocarburo asciende de manera natural o mecánica hasta la superficie.

Hoy en día, la evolución de la técnica y el entorno económico, hacen posible la explotación de yacimientos que no se corresponden con los conceptos exploratorios clásicos (hidrocarburos convencionales): roca madre generadora – migración – roca almacén porosa y permeable (reservorio del yacimiento) – roca sello impermeable y trampa estanca, pudiendo llegar a explotarse, directamente, rocas madre de baja permeabilidad.

Cuando en un sistema petrolero no intervienen los elementos típicos del modelo exploratorio clásico, entonces se habla de “yacimiento no convencional”. Entre los diversos tipos de yacimientos no convencionales, se encuentran los yacimientos de petróleo o gas de esquisto (Shale-Oil y Shale-Gas), que se caracterizan por una roca madre productora, rica en hidrocarburos, y en la que no llegó a producirse ningún tipo de migración, por lo que el hidrocarburo, petróleo o gas generado, sigue atrapado en forma de gotas microscópicas dentro de la roca madre, y no puede fluir debido a la baja permeabilidad y porosidad característica de estos yacimientos.

Para la extracción de los hidrocarburos en los yacimientos no convencionales es necesario estimular el pozo mediante técnicas como la fracturación hidráulica de alto volumen, o recurriendo a la perforación de multilaterales desde un pozo principal u otra técnica que consiga aumentar artificialmente la porosidad y permeabilidad de estos yacimientos, con el objetivo de producir caudales y volúmenes que resulten económicos.

En España

Se han descubierto yacimientos de petróleo y gas en varios campos en tierra y mar, el primero de ellos de petróleo, en 1964, en Ayoluengo (Burgos) y los posteriores en el mar Mediterráneo, golfo de Valencia, mar Cantábrico, valle del Guadalquivir y golfo de Cádiz. En 2014 la producción interior de crudo fue de 305.411 toneladas y la de gas natural sumó 268,900 GWh, lo que supuso un grado de autoabastecimiento del 0,49 % y del 0,09 %, respectivamente, sobre el consumo nacional.

Datos: www.cores.es/es

Régimen jurídico

Las actividades de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos están reguladas por la actual Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos y el Reglamento sobre investigación y explotación de hidrocarburos, aprobado por Real Decreto 2362/1976, de 30 de julio, en aquello que no se oponga a la Ley. En particular el Título II de la Ley 34/1998, establece el régimen jurídico de :

  • La exploración, investigación y explotación de los yacimientos de hidrocarburos.
  • La exploración, investigación y explotación de los almacenamientos subterráneos para hidrocarburos.

Las actividades de transporte, almacenamiento y manipulación industrial de los hidrocarburos obtenidos, cuando sean realizados por los propios investigadores o explotadores de manera accesoria y mediante instalaciones anexas a las de producción.

Las actividades a que se refiere el Título II de la Ley 34/1998 pueden ser realizadas por cualquier persona jurídica, pública o privada, con capacidad legal, técnica y financiera, mediante la obtención de las correspondientes autorizaciones, permisos y concesiones, que se otorgarán de acuerdo con los principios de objetividad, transparencia y no discriminación previa acreditación de los requisitos necesarios para ello.

  • La autorización de exploración faculta a su titular para la realización de trabajos de exploración en áreas libres, entendiendo por tales aquellas áreas geográficas sobre las que no exista un permiso de investigación o una concesión de explotación en vigor. Los trabajos se limitan a trabajos de exploración de carácter geofísico u otros que no impliquen la ejecución de perforaciones profundas.
  • El permiso de investigación faculta a su titular para investigar, en exclusiva, en la superficie otorgada la  existencia de hidrocarburos y de almacenamientos subterráneos para los mismos, en las condiciones establecidas en la normativa vigente y en el plan de investigación previamente aprobado. El otorgamiento de un permiso de investigación confiere al titular el derecho, en exclusiva, a obtener concesiones de explotación, en cualquier momento del plazo de vigencia del permiso, sobre la misma área, previo cumplimiento de las condiciones exigibles.
  • La concesión de explotación faculta a su titular para realizar el aprovechamiento de los recursos descubiertos, bien por extracción de los hidrocarburos, bien por la utilización de las estructuras como almacenamiento subterráneo de cualquier tipo de aquéllos, así como proseguir los trabajos de investigación en el área otorgada.

Las autorizaciones, permisos y concesiones lo serán sin perjuicio de aquellas otras autorizaciones que los trabajos, construcciones e instalaciones necesarios para el desarrollo objeto de las mismas pudieran requerir por razones fiscales, de ordenación del territorio y urbanismo, de protección del medio ambiente, de protección de los recursos marinos vivos, exigencia de la correspondiente legislación sectorial o seguridad para personas y bienes.

Asimismo, la titularidad de un permiso de investigación o de una concesión de explotación de hidrocarburos no eximirá de la obligación de obtener la correspondiente autorización administrativa para la ejecución de los trabajos asociados, respectivamente, a su plan de investigación o plan general de explotación, cuando así lo establezca la normativa vigente o cuando estén sujetos a evaluación de impacto ambiental de acuerdo con la normativa ambiental de aplicación. Actualmente la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, detalla en su Anexo I, grupo 2 y en su Anexo II grupo 3, los proyectos concretos, asociados a las autorizaciones de exploración, permisos de investigación y concesiones de explotación, que deberán someterse a evaluación ambiental, ya sea ordinaria o simplificada, sin perjuicio de que, si así lo estime conveniente el órgano ambiental, se evalúen adicionalmente otro tipo de proyectos.

Normas sectoriales específicas de tributación

La Ley 8/2015, de 21 de mayo, ha introducido nuevos gravámenes a la actividad de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos, sin perjuicio de que las sociedades que se dedican a dicha actividad estén sujetas a  otras normas de carácter horizontal como pueda ser la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades. En particular, se han introducido los siguientes gravámenes:

  • Impuesto sobre el Valor de la Extracción de Gas, Petróleo y Condensados
  • Nuevas escalas del Canon de Superficie:
    • Tarifa tercera que afecta a la perforación de sondeos tanto en medio marino como terrestre.
    • Tarifa cuarta que afecta a la adquisición de campañas sísmicas tanto en medio marino como terrestre.
  • Creación de incentivos para las Comunidades Autónomas y entidades locales en los que se desarrollen actividades de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos mediante un sistema de subvenciones que se adjudicarán para paliar los efectos que las citadas actividades puedan producir en los territorios que las soporten de modo directo y próximo.
  • Pago del 1% del valor monetario de la extracción de hidrocarburos a los propietarios de los terrenos suprayacentes al yacimiento.

Competencias de las autoridades reguladoras

Corresponderá a la Administración General del Estado, en los términos establecidos en la Ley 34/1998, el otorgamiento de autorizaciones y permisos de investigación que comprendan el ámbito geográfico de más de una Comunidad Autónoma, que se ubiquen en el subsuelo marino o que abarquen simultáneamente zonas terrestres y de subsuelo marino. Asimismo, es competente para otorgar las concesiones de explotación en todos los casos.

Corresponderá al órgano competente de la Comunidad Autónoma, cuando afecte a su ámbito territorial, el otorgamiento de permisos de investigación y autorizaciones.

Archivo técnico de hidrocarburos

De acuerdo con lo establecido en el artículo 12 de la ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos y el artículo 11 del vigente Reglamento sobre investigación y explotación de hidrocarburos, los titulares de autorizaciones de exploración, permisos de investigación y concesiones de explotación están obligados a proporcionar a la Administración competente que los hubiera otorgado copia de toda la documentación generada por las actividades de prospección.

Esta documentación se incorpora a un Archivo Técnico Especial. El índice de la documentación presente en este archivo se puede consultar a través de los hipervínculos a la derecha de esta página y al final. De la misma forma se puede pedir a través de Internet copia de esta documentación, si ha dejado de ser confidencial. Para ello debe pagarse el coste de la copia, que es variable según la documentación que se solicite.

El objetivo es que las empresas que deseen investigar un área en la que ya se ha trabajado dispongan, si ha dejado de ser confidencial, de la información existente sobre dicha área.

Otra información geológica

La información geológica que se obtiene a través de lo descrito en el párrafo anterior es muy específica y puede no ajustarse a sus necesidades.

En ese caso, le recomendamos visitar el "Portal de Geología del Subsuelo, Recursos Energéticos y Almacenamiento de CO2” del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) que posee más información sobre geología y geofísica del territorio español. Su consulta es gratuita y determinados datos pueden obtenerse directamente a través de Internet.