El Petróleo

El petróleo y sus derivados

El petróleo es un líquido aceitoso, viscoso e inflamable, constituido por una mezcla de hidrocarburos, que, de forma natural, se encuentra en determinadas formaciones geológicas.

Origen

La teoría más aceptada sobre su formación afirma que es el producto de la degradación, a través de grandes presiones y temperaturas, de materia orgánica procedente de restos de animales y plantas.

Utilización

El petróleo no puede utilizarse tal como es extraído, porque el crudo tiene demasiados componentes, cada uno de ellos con propiedades diferentes. Para aprovecharlo, se separan estos componentes, normalmente mediante destilación.

En las últimas décadas, la mayor demanda de hidrocarburos ligeros (gasolinas) ha hecho que también se emplee en procesos de ruptura catalítica (cracking) para romper las cadenas de los hidrocarburos pesados en otros más ligeros.

El petróleo en España

El petróleo y sus derivados constituyen la mayor parte de la energía consumida en España (en 2011, un 45,1% de la energía primaria provino del petróleo). El consumo en 2011 disminuyó un 4,4% respecto al año anterior para situarse en 58,3 millones de toneladas.

Aunque en España existen yacimientos de petróleo, su producción en 2011 fue sólo de cien mil toneladas, lo que hace que la práctica totalidad del crudo que se trata en las refinerías españolas tenga que ser importado.

Los países que en 2011 suministraron más del 10% del total son Rusia, México, Irán, Libia, Arabia Saudita y Nigeria.

(Fuente de estos datos: Informe resumen 2011. Boletín Estadístico de Hidrocarburos. CORES)