Resumen aclaratorio de la Directiva 1999/5/CE

Equipos de radio (equipos de telecomunicación que utilizan el espectro radioeléctrico)

Norma general 

Todos los equipos de radiocomunicaciones tienen que cumplir con lo establecido en el Reglamento de uso del dominio público radioeléctrico, aprobado mediante el Real Decreto 863/2008, de 23 de mayo; y en especial, con el vigente Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (CNAF) y con las interfaces de radio que le sean de aplicación.

Esto quiere decir que solo cumplirán con lo establecido en el Reglamento y en la Directiva R&TTE, y solo se podrán usar en España, los equipos de radiocomunicación que funcionen en las bandas de frecuencia que tienen asignada o autorizada, que respeten las demás características técnicas (potencia, canalización, etc…) y que hayan obtenido la preceptiva autorización administrativa, en caso necesario. Cualquier otro uso no está autorizado, ya que se pueden causar serias interferencias a otros servicios de radiocomunicaciones. Aunque se trate de bandas de frecuencias de uso común, hay que respetar las características establecidas en el CNAF. No se permite la puesta en el mercado de equipos de radiocomunicaciones que pueden operar en bandas de frecuencias no autorizadas para el fin declarado por el fabricante del equipo, ya que no cumplen con lo dispuesto en la Directiva.

Un ejemplo:

No se pueden usar equipos cuya finalidad es ser utilizados“para el servicio de radioaficionados” según declara el fabricante, ocupando el espectro radioeléctrico en frecuencias diferentes de las declaradas por el fabricante en la preceptiva declaración de conformidad realizada y remitida con cada uno de los equipos.Cualquier manipulación del equipo, bien del hardware o bien por software están totalmente prohibidas por la Unión europea y la responsabilidad del uso del equipo recae tanto en el usuario que ejecuta las acciones como en el suministrador de la información para alterar las características de los equipos por estos medios. (Comité TCAM de la UE).

Equipos de radiocomunicaciones

Inhibidores de frecuencias o de comunicaciones

Los inhibidores de frecuencia, inhibidores de telefonía móvil, inhibidores de comunicaciones y todo tipo de inhibidores que interfieren, dificultan o entorpecen las comunicaciones, no pueden ser importados, puestos a la venta, llevar el marcado CE, ni pueden ser utilizados en todo el territorio español, salvo las excepciones que se señalan en la propia Directiva.

Repetidores de telefonía móvil

Los repetidores de telefonía móvil pueden ser puestos en el mercado si cumplen con lo establecido en la Directiva, pero no pueden ser instalados ni usados por el público en general. Solo pueden instalarlos los operadores de las redes de telefonía móviles (o bajo su responsabilidad) y los agentes económicos que los pongan en el mercado deberán advertir de esta restricción a los posibles compradores de este tipo de equipos. Siempre llevaran el símbolo de restricciones por esta causa.

Equipos wifi

Los equipos wifi que operan en la banda de 2,4 GHz solo pueden ponerse en servicio si lo hacen  en la banda de frecuencias de 2400 a 2483,5 MHz y la potencia máxima de salida no puede sobrepasar los 100 mW (miliwatios). El responsable de la puesta en el mercado de este tipo de dispositivos o el agente económico, deberán  garantizar que el equipo no sobrepase ni la potencia ni la banda de frecuencias de trabajo, establecidas en el CNAF. Además deberán comprobar que ha sido evaluada la conformidad por aplicación de la norma EN 300 328 en su versión mas actualizada. Dispondrán de DFS (Selección de frecuencia automática) y no podrá ser eliminada esta función de ningún modo (manual, por hardware o por software). En caso contrario se responsabilizará de este mal uso al usuario del equipo y al suministrador de la información o del equipo con posibilidad de eliminar el sistema DFS.

Teléfonos sin cordón

Los equipos DECT para telefonía inalámbrica, típicamente usados en el interior de las viviendas, deben cumplir con la nota UN 49 de el CNAF y por tanto, solo pueden operar en la banda de frecuencias de 1880 a 1900 MHz en España. Este tipo de equipos funcionan en otra banda de frecuencias, estando autorizado su uso  en otras partes del mundo, pero en España (y en la Unión Europea) crea interferencias a otros servicios y está terminantemente prohibido usar una banda de frecuencias diferente a la indicada. La máxima potencia de estos equipos es de 250 miliwatios.

Equipos configurables por software

Los equipos que sean configurables por software no pueden ser puestos en el mercado si no funcionan en las condiciones de radio establecidas en el CNAF. El agente económico deberá garantizar que solamente pueden ser usados con el software proporcionado por él y el equipo debe estar protegido para que no puedan modificarse los parámetros de radio del equipo por el usuario o por otros agentes diferentes a los citados. El agente económico es el responsable tanto del hardware como del software suministrado con el equipo. No se admite, bajo ningún concepto que se encuentren en el mercado equipos que puedan funcionar en una amplia banda de frecuencia, alegando que son equipos a los que hay que incorporar posteriormente un software determinado. Este software siempre debe ir ya incorporado en el equipo cuando se ponga en el mercado.

Telemandos

Los telemandos son emisores de radio que tienen que operar en bandas de frecuencias autorizadas y con las potencias y las canalizaciones autorizadas. Como todos los equipos de radio tienen que estar  correctamente marcados y el fabricante de los mismos (hardware y software) asume la responsabilidad exigida en la Directiva para poner estos equipos en el mercado. Las “copias” o duplicados  que se realizan de este tipo de dispositivos en lugares no especializados, distintos de los fabricantes, están totalmente prohibidas, ya que, en estos casos, un personal no autorizado se convierte en fabricante de equipos transmisores de telecomunicación, proporcionando equipos a los usuarios sin el correspondiente marcado y sin haber evaluado la conformidad con los requisitos esenciales establecidos en la Directiva, asumiendo todas las responsabilidades que se deriven del incumplimiento de los requisitos establecidos en la misma. Tanto el personal del establecimiento por “copiar” y fabricar transmisores de radio como los usuarios por utilizar dichos equipos fraudulentos.

Equipos PMR-446

Los equipos PMR-446 son equipos que, operando en la banda de 446 a 446,1 MHz tienen sus canalizaciones y potencias perfectamente definidas en el CNAF, con una canalización de 12,5 kHz y con una potencia máxima de 500 miliwatios. Cualquier otro uso con características diferentes, no está autorizado y si no están de acuerdo con lo establecido en el CNAF no pueden ser puestos en el mercado, ni pueden ser usados por nadie. Deberán estar conformes con la norma EN 300 296.

Radioenlaces

Los equipos de radioenlaces tienen que operar en las bandas de frecuencia y con las demás condiciones técnicas asignadas a este tipo de servicio. Siempre están sometidos a la obtención de autorización (o licencia) para poder ser usados. 

Equipos inalámbricos en general

Como los demás equipos de radio, este tipo de equipos solo pueden operar en su funcionamiento en las frecuencias asignadas en el CNAF, y no está permitida la puesta en el mercado ni el uso de equipos que no cumplan con este requisito. Por ejemplo, las cámaras de video inalámbricas no pueden operar en la banda de 1,2 GHz; los micrófonos inalámbricos solo pueden operar en las bandas asignadas en el CNAF, y así sucesivamente.

Radioaficionados

Los equipos para radioaficionado son eso, equipos para radioafición y solo pueden operar en las bandas asignadas a este servicio. Los equipos para radioaficionados no pueden operar en bandas de frecuencias diferentes a las indicadas en su Reglamento.

Títulos habilitantes (Licencias en la Unión Europea)

Los equipos de radio que utilizan bandas de frecuencia que necesitan título habilitante para su uso, (conocido con el nombre de “licencias” en muchos Estados miembros de la Unión Europea), no pueden operar (restricción de uso), si no están previamente, autorizados por las  autoridades de telecomunicación responsables de la concesión de dichos títulos habilitantes para su uso.

Todos estos equipos de radio, incorporarán el símbolo de “restricciones de uso”, y en el manual de usuario se hará referencia (así  como en el embalaje) a la restricción que tiene el equipo para poder ser usado. En caso contrario, no se está cumpliendo con lo establecido en la Directiva y no pueden ser importados, puestos en el mercado o puestos en servicio.

Repetidores

Todos los equipos repetidores tienen que cumplir con lo establecido en la Directiva. Pueden ser puestos en el mercado, pero solo pueden ser instalados y puestos en servicio por aquellas entidades que están autorizadas para la emisión de las frecuencias de radio en las que operan este tipo de equipos.

Así, por ejemplo, los repetidores de GPS en el interior de túneles o sótanos están prohibidos, ya que la frecuencia de emisión de estos dispositivos está amparada por la legislación internacional y solamente puede ser utilizada su emisión por los titulares autorizados para el uso de dichas frecuencias.

Los repetidores de radioaficionado tienen un tratamiento muy similar, y solamente pueden ser utilizados y puestos en servicio por los radioaficionados autorizados a ello y en las bandas especificas de este servicio.

Otro tipo de repetidores son los de radiodifusión que se colocan en túneles, espacios cerrados, etc… los cuales solo pueden ser puestos en servicio por los radiodifusores que tengan el título habilitante para hacerlo, estando este tipo de equipos, incluidos siempre en el ámbito de aplicación de la Directiva.

Emisoras de FM de corto alcance

Son unos pequeños dispositivos que se utilizan para emitir en frecuencias de la banda de FM (87,5-108 MHz.), normalmente para su uso dentro de vehículos. De ese modo se consigue poder escuchar la música o información guardada en un dispositivo de audio (MP3, MP4,… ), por los altavoces del vehículo a través de la radio del mismo. Estos dispositivos están incluidos dentro de la Directiva y tienen que cumplir con todos los requisitos establecidos en la misma y sobre todo con la UN 17 del CNAF (máxima potencia de 50 nanowatios).