El desarrollo de la Sociedad de la Información y la difusión de los efectos positivos en términos de competitividad que de ella se derivan exige la generalización de la confianza de los ciudadanos, empresas y Administraciones en las comunicaciones telemáticas.

La firma electrónica es una herramienta fundamental para la mejora de la seguridad de la información y la generación de confianza, dado que permite efectuar una comprobación de la identidad del origen y de la integridad de los mensajes intercambiados en Internet.

En estas páginas se presentan los aspectos relacionados con la firma electrónica de mayor relevancia desde el punto de vista de las competencias del Ministerio de Industria, Energia y Turismo.

Nota informativa:

Los certificados de persona jurídica y entidades sin personalidad jurídica deberán dejar de emitirse el 1 de julio de 2016 [PDF] [53 KB]